Modificación de la Conducta Según la Hemisfericidad

Modificación de la Conducta Según la Hemisfericidad

Sabemos que los niños necesitan refuerzo inmediato, ya que si el privilegio o la consecuencia están demasiado lejos en el tiempo van a perder interés. Es importante que a la hora de dar el refuerzo se estimule con esperanza teniendo siempre en cuenta los siguientes preceptos:

  • Sea un maestro, no un dictador. No se sienta o actúe como alguien que está constantemente intentando controlar el comportamiento de su hijo. Por el contrario, le está enseñando a cómo expresar y controlar las emociones  y habilidades adecuadas.
  • Sea paciente. Al ser un enfoque nuevo, es posible que al principio ambos experimentéis un cierto nivel de frustración.
  • Sea constante. La clave del aprendizaje de cualquier nueva conducta es la constancia.

Para aplicar las consecuencias es importante que conozcamos la hemisfericidad que prevalece en nuestro hijo, es decir, cuál de sus hemisferios responde por encima o debajo del otro, ya que según su hemisfericidad, el responderá a de distinta forma a los refuerzos.

Los niños con hemisfericidad cerebral derecha, reaccionan mejor al refuerzo negativo, de evitación, huida. Son niños que tienden a estar tristes, tener miedo y mostrar asco.

Estos niños suelen pensar siempre de forma analítica, son los últimos en entender una broma, se quedan atascados en un comportamiento y no pueden pasar página, participan en actividades de riesgo, son antisociales y carecen de tacto, siempre llegan tarde y son desorganizados, tienen problemas de atención, hiperactividad e impulsividad. Discuten todo el tiempo y no suelen cooperar, parecen aburridos y distantes, por lo que son considerados extraños por los otros niños. Son inmaduros para su edad y no son hábiles para compartir diversiones, intereses y logros con los demás.

En niños de estas características, funciona mejor el REFUERZO NEGATIVO:

“Si no haces…..no tendrás….”

Los niños con hemisfericidad cerebral izquierda, reaccionan mejor al comportamiento positivo, de aproximación. Son niños que tienden a estar contentos, mostrar su enfado y sorpresa.

Estos niños suelen postergar, ser tímidos, muy buenos en comunicación no verbal, inseguros, perezosos, presumidos, muy conscientes de sí mismos.

En niños de estas características, funciona mejor el REFUERZO POSITIVO:

“Si haces…..conseguirás….”

Debe  dar a su hijo un objetivo que se pueda lograr, y le recompensará con el refuerzo positivo cuando lo consiga.

A veces es complicado encontrar recompensas y consecuencias a los comportamientos. Os recomendamos que os toméis una semana para observar y anotar en una tabla, todo lo que le atrae, y los comportamientos negativos que va teniendo. Piense en las consecuencias apropiadas y anote en la columna lo que corresponde a los comportamientos.

Contacta con nosotros si quieres saber más sobre qué hemisfericidad tiene su hijo y cómo podemos ayudaros mejor con nuestro programa de Equilibrio Cerebral Remind.

Comparte esta información  si piensas que puede ayudar a alguien: Facebook, YouTube e Instagram.

Muchas gracias por estar aquí!!! 😘

El equipo de Remind Zaragoza

Deja un comentario