Dieta Remind

DIETA REMIND
La alimentación es otro aspecto fundamental para nosotros cuando trabajamos con niños y/o adolescentes en Remind. Una alimentación con altas cantidades de azúcar, además de los problemas físicos evidentes, conlleva falta de energía, bajo estado de ánimo, apatía e incluso depresión. Algo que nos conviene evitar y controlar aún más en niños con estos problemas. Así que uno de los objetivos en la Dieta Remind es la disminución de los alimentos con alto índice glucémico.

El protocolo nutricional que utilizamos en nuestro programa Remind no es una “dieta” en el sentido tradicional de la palabra, es más bien un enfoque que nos ayude a encontrar una mejor armonía entre lo que su hijo está comiendo, su genética y su fisiología. Debido a que cada niño es único, vamos a utilizar los principios de la Dieta Remind para que podamos empezar. Pero a medida que avanzamos, vamos a afinar y ajustar esos principios a las necesidades de su hijo.

Al igual que cualquier enfoque diseñado para corregir las causas subyacentes de los problemas y no sólo sus síntomas, los cambios nutricionales tendrán que aplicarse a largo plazo. No se asuste por lo que al principio pudiera verse como una tarea de enormes proporciones. Vamos a ayudarle a integrar esos principios y cambios de una forma lenta pero segura, e ir adaptando la dieta durante los próximos meses.

La dieta Remind es una combinación de descubrimientos importantes en la ciencia de la nutrición. Algunos de sus principios siguen siendo algo “rebeldes”. Muchos médicos, profesionales de la salud o incluso nutricionistas o dietistas pueden no estar familiarizados con estos principios y aplicaciones. Lo mismo ocurrirá con los miembros de su familia, amigos, colegas y conocidos. Es probable que se encuentre con cierto escepticismo a medida que integre estos cambios nutricionales. El viaje no siempre será fácil, pero vale la pena. Estaremos allí para ayudarle a confiar en este proceso como a muchas familias antes, y usted se sorprenderá por los resultados.