Nutrición y Cerebro

Nutrición y Cerebro

Nuestro cerebro es como el CEO de la existencia humana, gobierna todo lo que ocurre en el cuerpo, así que un cerebro en desequilibrio afecta a todos los sistemas del cuerpo, y este es el por qué de que nosotros busquemos en todas las alteraciones sutiles y no tan sutiles en los niños, desde dificultades de aprendizaje, retraimiento social, autocontrol, enfermedades crónicas e inflamaciones, mayor respuesta al estrés, sistema inmune comprometido y pobre digestión.

Hemos observado que un sistema digestivo inmaduro, afecta al menos al 85% de la población con SDF, los cuáles sufren del llamado “Síndrome del intestino permeable”, lo que significa que no pueden absorber muchos de los nutrientes que comen, y esto les sitúa en el riesgo de tener una nutrición deficiente, lo que conlleva a que no estén recibiendo los nutrientes esenciales para ayudar al cerebro a crecer.

Una de las cosas que más observamos con los niños que vienen a nuestro programa, es que los padres se quejan de que sus hijos no comen correctamente, están preocupados por su nutrición y su obstinada relación con la comida. La mayoría de los niños con SDF son extremadamente quisquillosos y tienen problemas con la comida. Esto se debe en gran medida a deficiencias en uno o más de los sentidos. Por ejemplo, un pobre sentido del olfato puede causar desinterés por la comida, y un sentido del olfato demasiado activo, puede hacer que muchos alimentos parezcan repugnantes. Un niño puede tener hipersensibilidad a los gustos y texturas de ciertos alimentos. En su mayor parte, estos niños comienzan la vida como comedores difíciles y generalmente desarrollan un gusto por solo una breve lista de alimentos, sus padres están tan preocupados por su nutrición que invierten tiempo y dinero en dietas especiales, suplementos nutricionales, análisis clínicos, y visitas a médicos en un esfuerzo de frenar todos los problemas dietéticos, dicen que sus hijos tienen problemas con el sistema inmune, o digestivos, que tienen toxinas en su cuerpo o deficiencias de minerales o vitaminas, pero esto no resuelve el problema. Sin embargo a los padres no se les dice por qué está ocurriendo esto, porqué sus hijos tienen estos problemas nutricionales o  por qué tienen problemas emocionales, cognitivos, motores o sensoriales…nosotros podemos decirte que todos estos problemas no son una mera coincidencia, todos están conectados entre sí.

Es por esto que en nuestro programa hemos creado un plan de nutrición completo para casa, para optimizar la nutrición cerebral de los niños con SDF y guiarlos hacia una vida con hábitos alimenticios saludables.

Para tener óptimos resultados, este programa debería empezarse al mismo tiempo que realizamos el programa Remind de Reconexión Hemisférica con ejercicios motores, sensoriales y actividades neuro-académicas adaptados a su hemisfericidad.

Si quieres más información a cerca de cómo conseguir una nutrición completa y adecuada para tu hijo con SDF, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Si te ha parecido interesante este post, puedes compartirlo para que otras familias puedan beneficiarse de estos conocimientos. Además, puedes dejar tus comentarios aquí o en nuestra página de Facebook o suscribirte a nuestra página de Youtube, donde podrás seguir los vídeos en directo.

Muchas gracias por seguirnos.

El equipo de Remind 😀

 

Deja un comentario