5 Formas de Vencer la Ansiedad y Recuperar el Control de tu Vida Durante la Pandemia del Covid-19

5 Formas de Vencer la Ansiedad y Recuperar el Control de tu Vida Durante la Pandemia del Covid-19

La ansiedad es difícil de tratar en el mejor de los casos, y aún más difícil cuando estamos en medio de una pandemia que está causando el caos en todo el mundo. La Dra. Olivia Remes comparte sus mejores consejos para cuidar su salud mental durante este difícil período.

Cuando miras las noticias, todo lo que escuchas son las últimas muertes y el número de personas infectadas por el coronavirus, junto con consejos sobre cómo evitar infecciones, cómo protegerse, cómo evitar a las personas enfermas … Esto es suficiente para que incluso las personas más tranquilas experimentan ansiedad, y es aún peor si se trata de una afección de salud mental.

Una de cada seis personas tiene un problema de salud mental común, como ansiedad y depresión. Si a eso le sumas los temores y el estrés que rodean al coronavirus, ¿qué obtienes? Una situación sombría que dificulta el afrontamiento y la vida cotidiana.

Afortunadamente, hay formas, basadas en la ciencia, que le permiten retomar el control y reducir sus niveles de ansiedad durante este tiempo de incertidumbre. Todos estamos pasando por un momento difícil, por lo que es muy importante que cuidemos nuestra salud mental. Aquí hay algunos pasos simples que te ayudarán a recuperar el control de la situación, recuperar el control de tu vida y recuperar el control de tu bienestar mental.

1. Manténte alejado de las noticias

Leer, mirar o revisar las noticias constantemente solo hace que tu ansiedad se fortalezca. Tu curiosidad puede convertirse en un hábito y, antes de darte cuenta, tus pausas laborales se convierten en verificar las últimas noticias sobre coronavirus en tu teléfono.

Debido a que es más fácil cortar un mal hábito de raíz, a partir de ahora, trata de limitar la cantidad de tiempo que pasas viendo las noticias. Será mucho más fácil hacer esto ahora que dentro de un mes.

2. Distraerse

Nuestras mentes no pueden tener dos pensamientos a la vez. No podemos asustarnos por el coronavirus y al mismo tiempo ser absorbidos por un proyecto de trabajo. Así que la próxima vez que un pensamiento preocupante se te acerque a la mente, trata de distraerte: puede ser con el trabajo, duchándote o incluso viendo un video de YouTube.

Esto es realmente efectivo, porque le da a nuestras mentes la oportunidad de concentrarse y ser consumidos por algo, pero esta vez estamos eligiendo lo que está consumiendo en lugar de dejar que se pierda.

La distracción es mucho más efectiva que tratar de “no pensar” en algo, porque cada vez que tratamos de suprimir los pensamientos, regresan para perseguirnos con venganza, esto no funciona. Prueba este experimento: cierra los ojos y trata de no pensar en un oso polar. ¿Funcionó? ¡Por supuesto que no! Para no pensar en algo, tienes que evocar una imagen de esa cosa en primer lugar. Es lo mismo con el coronavirus o cualquier cosa desagradable en la que no quieras pensar. Decirse a sí mismo que no debes pensar en algo y tratar de desterrar los pensamientos no deseados lo empeora aún más. La distracción es mucho más efectiva.

3. Elige en qué te enfocas

Es un momento difícil, porque estamos aislados y muchos de nosotros nos sentimos solos e indefensos. En lugar de pensar en el aislamiento social y las dificultades que lo rodean, que pueden deprimirnos, cambia el enfoque. ¿Hay algo que siempre has querido hacer pero que nunca has tenido tiempo: un proyecto en casa o un nuevo idioma que siempre quisiste aprender, por ejemplo? ¿Podrías inscribirte en un seminario web de superación personal que te permita adquirir habilidades para la vida?

Olvídate de la culpa de que podrías estar haciendo algo más valioso con tu tiempo: ¿qué podría ser mejor que aprender a mejorar? Ahora es un momento para ser amable con los demás, pero también es un momento para ser amable contigo mismo. Y cuando haces esto, tu autocompasión crece y tu salud mental mejorará.

4. Mantente conectado

Aunque nos estamos distanciando socialmente de otras personas, esto no significa que debamos aislarnos socialmente. Utiliza la tecnología como Skype con las personas que te importan. Una de las formas de combatir la soledad en las personas mayores es a través de la tecnología, conectándolas con otras personas que les importan. Puedes estar en países separados, pero saber que una voz amigable está a solo un clic de distancia te brinda algo que esperar en el día.

5. Recuerda: los pensamientos son eventos mentales que pasarán

Te resulta difícil conciliar el sueño por la noche o concentrarte durante el día debido a las incertidumbres de la situación. Es posible que te preocupe que vayas a contraer el virus y tal vez incluso que vayas a morir.

Hace unos años, escuché a un monje budista hablar en la Universidad de Cambridge. Dijo que nuestros pensamientos son eventos mentales: cualquier pensamiento consumidor que tengas ahora pasará como lo hicieron muchos otros.

Si tienes dificultades para dejar ir los pensamientos, considera practicar alguna meditación de atención plena. Concéntrate en tus respiraciones entrando y saliendo de tus pulmones mientras dejas ir suavemente tus pensamientos. No estás luchando ni desterrando los pensamientos: solo estás tratando de no alimentarlos; en cambio, siempre estás volviendo suavemente a tu mente a las respiraciones.

Hay muchos videos como este del Dr. Aaron Burt en línea sobre cómo hacer meditación de atención plena. Hacer esto puede calmarte y ponerte en tierra.

La Dra. Olivia Remes es investigadora postdoctoral en el Departamento de Salud Pública y Atención Primaria de la Universidad de Cambridge, donde se enfoca en la ansiedad y la depresión.

Fuente: Universidad de Cambridge

Deja un comentario